pepbruno.com pepbruno.com Pep Bruno

 

Llevo unos cuantos años viajando de un lugar para otro con mi maleta de cuentos. En algunos de estos lugares me han pasado cosas estupendas relacionadas con mi oficio, el de contar cuentos, un oficio que se apoya, entre otros pilares, en la tradición oral.

¿Qué cosas, te preguntarás, me han pasado? aquí tienes, como muestra y para que te hagas una idea, algunos botones.

Recuerdo, por ejemplo, en un pequeño pueblo de Las Hurdes a un grupo de niños que sostuvo conmigo una "justa oral", ellos cantaban una canción tradicional y yo contaba un cuento, así hasta que uno de los dos acabara con su repertorio. Sólo el timbre de la escuela, dos horas después, nos hizo desistir. ¡Qué dos horas más felices!

¿Otro ejemplo? Recuerdo un día contando cuentos a mujeres mayores en un pueblo de Toledo, Borox, allí conté de todo, hasta algún cuentecillo picante. Una de las mujeres, de 89 años, dijo algo así como: "ese cuento yo lo conozco". No era de extrañar, era de Esopo. Pero insistió "y conozco alguno más". Y así fue, después de terminar yo de contar cuentos aquella mujer se puso a contar algunos cuentos populares estupendos que hicieron las delicias del resto de asistentes. No te haces una idea de lo que lamenté no haber tenido una grabadora.

Sería pretencioso pensar que el siguiente ejemplo pertenece a la tradición oral, pero sí tiene que ver con la oralidad y con la transmisión de textos orales. Me sucedió con Carolina Gomadeborrar y Superlapicero Oscuro, un cuento que escribí allá por 1995 y que conté hasta 1998. Un cuento que siete años después de dejar de contarlo volvió a mí en un curso sobre narración oral (el único que he impartido), donde uno de los asistentes contó "un cuento que me gusta mucho y que oí en Extremadura y que he preparado hoy para vosotros". Ese cuento no era otro que mi querido Carolina y Superlapicero, que llevaba unos cuantos años rodando de boca en oreja y que volvía para hacerme una visita. Te puedes imaginar la cara que se me puso.

 

 

Por todo esto (y más que no te cuento), como firme propósito en el año 2006 decidí comprar una grabadora y llevarla siempre encima por si me topo con alguien (niños, profesores, madres, abuelas...) que quiera regalarme alguna canción, poema, retahíla, cuento, juego... que, puntualmente, iré colgando aquí. Para que no lo olvidemos y para que, si nos interesa, podamos utilizarlo.

 

Por supuesto, si quieres echar una mano (o un texto escrito o una grabación), no tienes más que escribirme.

 

En el menú de la izquierda, en tradición oral, puedes ver los siguientes epígrafes, echa un vistazo:

-Enlaces

-Bibliografía

-Recopilación

 

 

Un saludo

 

Pep Bruno

 

[Tengo un montón de materiales que voy recogiendo por diversos lugares pero no encuentro la ocasión para ir colgando todo aquí, sólo os pido un poco de paciencia y, mientras, podéis ir disfrutando de lo que ya está en web]

Comentarios   

+1 #3 Kalane Indacochea 20-04-2015 21:34
Es muy fresco leerte, a pesar de las distintas culturas, la respuesta de las personas ante un cuento son similares. Gracias por compartir
Citar
0 #2 Pep Bruno 03-09-2013 08:31
Gracias Llorenç. Seguro que tú también has vivido momentos hermosos de la mano de los cuentos. Sí. Somos afortunados :-))
Un abrazo
Citar
+2 #1 llorenç 03-09-2013 08:14
pep acabo de leer este apartado tuyo y es precioso. que surte tener el oficio que tenemos. un abrazo. llorenç
Citar

Escribir un comentario


logo palabras del candil

tierraoral

LogoAeda

diseño de la web: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   ::o::   ilustración de cabecero: Raquel Marín

Licencia Creative Commons Este web está bajo una Licencia Creative Commons.